Cambio.

 

Cambio solía ser una palabra de actualidad.

El cambio era gradual, ordenado, una cuestión de procedimiento.

Ahora es un cambio convulso.

El cambio  solía ser intemporal,  como si fuera algo mecánico…

Ahora es  frenético,  agitado, sorprendente.

Y reflexivo, lento, diferente. 

 

El cambio ha cambiado.

 

Ahora,

 

Aquellas personas que  se exigen  mucho y buscan muchos resultados en sus acciones… se enfrentan a sus miedos. 

Porque ahora entendemos el poder del AHORA. 

Desciframos  “la verdad inextricable”  y el Arte de no hacer nada. 

 

La vida trata de no saber, de tener que cambiar, de atrapar el momento y de aprovecharlo lo mejor que puedas, sin saber qué va a pasar después.

– Gilda Radner

 

Este es nuestro nuevo cosmos. 

Ahora redescubrimos bosques exuberantes y secretos escondidos. 

Sí, el cambio solía ser teórico,

académico,

formulaico.

 

Ahora…

El cambio es una fuerza destacada en un nuevo cosmos de fragilidad y amor.  

El cambio  solía ser teórico, moderado. Ahora es apasionado. 

 

Buzzword/acción. 

 

Cambio solía ser una expresión de moda.

Ahora está aquí, dentro de un nuevo cosmos. 

Este cambio gigantesco y divergente  traerá oportunidades alentadoras para ti y para mí, porque todos estamos liderando el cambio. 

 

¿Estamos preparados para cambiar?

 

Este texto es una traducción de mis reflexiones originales en inglés, que escribí durante el confinamiento y que puedes leer aquí:        https://yolandadesanrafael.com/on-change/