Es curioso que un buen número de españoles y españolas piensen que la lengua inglesa es su “asignatura pendiente” o sientan que es complicado mantener una conversación en este idioma. Por otra parte, todos somos conscientes de que, en estos momentos, un buen nivel de inglés es clave en el ámbito laboral. 

Estos hechos plantean una clara contradicción que muchos profesionales me trasladan y resumen así:

  1. Tengo un objetivo: mejorar mi nivel de inglés.
  2. Quiero abordarlo pero “no sé por dónde empezar”.
  3. Si comienzo una estrategia de trabajo (clases, lectura, etc.,  abandono al cabo de un tiempo).

 

INGLES EN ESPAÑA/ EUROPA

 

Se trata de un tema apasionante, pues muchos profesionales desean solucionarlo. De hecho, en el interesante  informe  Europa ante el espejo (sección “Estudiamos el inglés de los españoles”),  el Cambridge Monitor, de Cambridge University Press nos ofrece una serie de infografías muy didácticas que reflejan cómo vemos  a los europeos y cómo nos ven en Europa. Así, la imagen  anterior resume, entre otros aspectos más positivos,  una asignatura pendiente: nuestro nivel de inglés.

Quiero  resumir ahora los 3 pilares fundamentales que nos permitirán afrontar la situación y encaminarnos hacia su solución. Así, conviene tener presente  que las herramientas clave para conseguir subir un peldaño más en nuestro nivel de inglés son, por orden de importancia, la actitud, el método y la valentía. 

Enthusiasm moves the world
- Arthur Balfour

La Actitud.

  1. Cree firmemente que puedes hacerlo y procura olvidar los comentarios de conocidos, familiares o amigos  sobre tus supuestos “defectos” lingüísticos. ¿Te comentó alguien qué haces bien o muy bien en este sentido? (¡me encantaría comentarte todo lo que sí haces bien!) .
  2. Procura no repetir aquellos hábitos no beneficiosos en anteriores etapas de tu formación. ¿Sabías que que los nuevos estilos de enseñanza son más dinámicos e innovadores?
“Practice makes perfect" 

El método.

  1. Si lo que deseas es retomar el aprendizaje del inglés piensa que no partes de cero; todas las destrezas que crees haber olvidado van a aflorar paulatinamente a medida que comiences a cumplir una planificación.
  2. Actúa. Pon en marcha esta estrategia que básicamente consta de dos fases:
    • Fase de trabajo previo mediante una toma de contacto diaria con recursos de aprendizaje tales como películas en versión original, podcasts y lecturas.
      • ¿Pensando en subtítulos? Recuerda: ¡selecciona también el idioma original! Debes dedicar como mínimo media hora de forma activa, con atención plena, diariamente.
      • Puedes leer textos breves en inglés de fuentes informativas de calidad  tales como tweets de líderes de interés (por muy corto que sea el texto esto te ayudará).
      • Más adelante profundizaré en esta sección, y os hablaré de mi método de aprendizaje de inglés profesional y liderazgo ProfessionalYOU.
    • Fase de “inmersión lingüística”: contacta con un experto que te va a ayudar a planificarte para conseguir tu objetivo. Si puedes, viaja a un país de habla inglesa, en el que te encuentres lo suficientemente cómodo combinando turismo y clases prácticas de conversación. Si no te es posible, participa en encuentros bilingües en los que aprenderás y pasarás ratos agradables. Cada vez hay más oportunidades y opciones sobre las que os hablaré más adelante.
Success is not final, failure is not fatal: 
it is the courage to continue that counts.

- Winston Churchill

La valentía.

  • Ahora sólo tienes que marcarte una fecha para comenzar.
    • Puedes empezar hoy mismo, y recuerda que es muy importante que tu nivel de auto exigencia no sea excesivo durante la toma de contacto.
    • Como hemos dicho, el nivel lingüístico que ya posees está esperando a ser rescatado. Puede que esté olvidado, pero no está perdido.
  • Es hora de demostrarnos a nosotros mismos que vamos a superar este reto, con constancia y determinación.

En mi opinión no cabe duda de que aprender una segunda lengua resulta motivador, pues nos dota de mayor agilidad mental y nos ofrece nuevas y beneficiosas oportunidades personales y profesionales.

Por cierto, el escritor Charles Dickens nos dejó pensamientos y frases  memorables tales como El hombre nunca sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta.

¿Lo intentamos?