¿Te has planteado alguna vez convertir el aprendizaje del inglés en un hábito? 

Esta estrategia es la que te va a permitir integrar este idioma global en tu día a día, conseguir una mejor gestión de tu tiempo y mejorar tu nivel de forma gradual y definitiva.

Hoy quiero trasladaros tres ideas clave para conseguirlo. En primer lugar os hablo de  la conveniencia de mantener el saludable hábito de estudiar una lengua extranjera entendiéndola como una afición, comparable a otras que nos permiten disfrutar y aprender. A continuación te sugiero que no te dejes abrumar por la parte gramatical y busques tu verdadera razón para querer mejorar tus conocimientos, hablar y comunicarte en el idioma de los negocios. Finalmente, te indico recursos online gratuitos de gran interés y te ofrezco un resumen de cómo conseguí hacerlo yo, por si quieres intentarlo.

Let’s get started!

1. Convierte el aprendizaje de idiomas en un hábito.

¿Cómo podemos hacerlo?

Buscando la metáfora cotidiana con la que más te identifiques. En un interesante estudio publicado en la Revista Studies in Second Language Learning and Teaching el profesor Hadi Farjami nos ofrece el resultado de una encuesta en la que pregunta a 200 personas que estudian inglés ¿con qué es comparable estudiar este idioma?.  

Concluye este profesor que estas comparaciones se pueden agrupar en diversas categorías cotidianas y éstas son algunas de las  metáforas más destacadas:

Aprender inglés es como…

    • Aprender a cocinar
    • Explorar nuevos territorios
    • Viajar
    • Crecer personalmente
    • Escuchar música, entenderla y/o interpretarla
    • Hacer deporte
    • Abrirse al conocimiento
    • Realizar una actividad artística
    • Contemplar un extenso abanico de posibilidades

¿Interesante, verdad?

Juguemos a buscar nuestra comparación preferida, nuestra metáfora cotidiana. ¿Con qué acción te identificas más? Personalmente creo que es acertado pensar que aprender un idioma puede relacionarse con aprender a cocinar, pero es especialmente atractivo compararlo con la práctica de un deporte.

Así pues, puedes encontrar tu inspiración para retomar el estudio y la formación de este idioma global en el proceso de aprendizaje del arte culinario, o en el diseño de la casa de tus sueños. ¿Lo habías pensado?. 

Ya podemos comenzar a hablar del concepto el inglés como reto, como entrenamiento.

You live a new life for every language you speak. If you know only one language, you live only once.

– Czech proverb

2. Para qué lo hago y cómo empezar.

Si quieres ser el arquitecto de tu edificio lingüístico, busca la ayuda de un formador experto  para conocer qué quieres construir, es decir, qué fines va a cumplir y qué estilo deseas que tenga.

Sea cual sea la comparación que más te ha inspirado, necesitarás apoyarte en manuales, libros de recetas, grammar books … Efectivamente, los fundamentos gramaticales son normas que hay que conocer, pero si tus necesidades no se centran en obtener un título oficial, quizá te guste la opinión de los profesores del British Council:

No te preocupes excesivamente por la teoría gramatical y comienza a hablar.

Comienza a comunicarte. ¿Qué es lo peor que puede pasar si cometieras algún error?

Por otra parte, me pongo en tu lugar, pues cuando te acercas a una librería, preguntas por la sección de idiomas y buscas la sección de libros de gramática, observas su elevado número de páginas y temas y … realmente puedes frustrarte y  llegar a pensar “no tengo tiempo para esto”. 

Si bien es cierto que la teoría gramatical es necesaria, como indicaba el catedrático Enrique Alcaraz Varó en su Morfosintaxis inglesa para hispanoblantes, hace algunas décadas existían corrientes metodológicas que otorgaban todo el énfasis del aprendizaje de los idiomas a la gramática y la fonética, frente a otras que prácticamente despreciaban su importancia.

Este debate continúa de alguna forma hasta nuestros días y es evidente que las destrezas comunicativas precisan de una sistematización. Sin embargo, la clave es definir de forma muy específica tus necesidades profesionales y las de tus equipos. Será entonces cuando comenzarán a formarse y aprender con eficacia.

Not overnight, but at a steady pace

Sin prisa pero sin pausa, y con las herramientas y métodos adecuados, es posible disfrutar del proceso de aprender un idioma, integrándolo en tu realidad cotidiana.  Además, puedes permitirte el lujo de equivocarte, de volver a empezar cuantas veces sean necesarias.

3. Cómo lo hice yo: introducción a mi método.

Subject: English Language.

Hace décadas me explicaron qué estudiar aunque no cómo estudiarlo.

Desde luego inmediatamente entendí que el aprendizaje recibido debía ser reforzado con mucho trabajo por mi parte, pues aunque me atraía muchísimo el contenido,  el número de horas de docencia impartidas no eran suficientes.

English Training programmeQuizá te sientas identificado o identificada con esta historia:

Cuando era joven, el objetivo de dominar este idioma me parecía una meta inalcanzable. A pesar de viajar y formarme constantemente, quería seguir escalando, quería sentirme cómoda, quería comunicarme con fluidez, en definitiva, deseaba “pensar en inglés”.

En ese momento me marqué el doble objetivo de continuar recibiendo clases y  desarrollar un sencillo plan  de acción diseñado para cubrir y mejorar las 4 habilidades comunicativas: Speaking, Writing, Listening y Reading. Cumplí escrupulosamente este plan todos los días de la semana (a excepción de los domingos) durante todo un año y esto marcó un antes y un después en el nivel de mis competencias lingüísticas.

Con el tiempo he adaptado mi método para fines profesionales y he elaborado  estrategias muy específicas  para que las empresas y los líderes puedan alcanzar sus metas de forma definitiva.  ¿Quieres comenzar el primer paso y adelantarte a los propósitos de año nuevo?. ¡Bien!

Por el momento vamos a trabajar la skill Listening:

  • Escucha 1/2 hora de radio, siempre a la misma hora. 

Es el momento de informarte de las noticias, la actualidad y los temas de tu interés. A mí me gustaba alternar diferentes emisoras en lengua inglesa de forma que me adaptaba a los diferentes acentos. Ahora disponemos de infinitos recursos online, por lo que te recomiendo que combines los programas de radio tradicionales con los podcasts de temas de tu interés. Atrévete:

 

  • Elige la lengua inglesa en tus dispositivos tecnológicos, menús de programas e incluso el portal de tu banco online.

Lo mismo puedes hacer con las aplicaciones de tu móvil. En este caso te recomiendo, https://www.headspace.com/es, entrenamiento gratuito en mindfulness, que puedes seguir (y disfrutar) a partir de un nivel B1.

  • Cuando te desplaces en coche, escucha la radio o un audiolibro en el idioma que deseas mejorar.

A excepción de las redes sociales y las aplicaciones, que aparecieron mucho más tarde, yo ponía en práctica todas estas acciones, diariamente. Cuando surgía un imprevisto, algo que a ti también te ocurrirá muchas veces, cumplía mi compromiso y realizaba la acción programada en otro momento del día.

Después de los 3 primeros meses no sólo aumentó considerablemente mi vocabulario, sino que también comencé a mejorar mi fluidez  y consecuentemente todas las habilidades comunicativas fueron afianzándose gradualmente.

La solución reside en cumplir diariamente el plan previsto. También es importante recordar algo que puede parecer obvio y no lo es tanto: es posible que un día estés especialmente agotado o agotada y pienses que no te sientes capaz de cumplir estos propósitos. En estos casos es muy conveniente que cuando te encuentres mejor realices las tareas que el día anterior no te fue posible desarrollar.

There may be people that have more talent than you, but there’s no excuse for anyone to work harder than you do.

– Derek Jeter

Los propósitos de año nuevo más populares entre los españoles suelen centrarse en hacer más deporte y mejorar un segundo idioma, aunque según algunas estadísticas, sólo un 10% de la población los cumple. ¿Qué opinas?

Mi entrenador físico considera que únicamente la perseverancia permite ponernos en forma y en este punto coincidimos, pues defiendo que hacer deporte es  la mejor comparación que puede establecerse con el aprendizaje de idiomas.

Quiero decir que, al igual que ocurre con la práctica del ejercicio físico continuado, si quieres aprender un idioma y consolidar estos conocimientos, sólo el entrenamiento  lingüístico diario ofrece un retorno real y duradero de tu tiempo, tu dinero y tu energía.

De hecho, este tipo de ejercicios (que puedes realizar de forma individual o en equipo) son el complemento perfecto a cualquier enseñanza que puedas recibir, ya sea reglada o no reglada. En definitiva, se trata simplemente de incorporar estas nuevas acciones (no las entiendas como una tarea u obligación)  que nos van a abrir muchas puertas.

¿Qué te parecería informarte de la actualidad en español y en inglés? Además las rutinas beneficiosas para nuestro organismo, tales como cocinar con ingredientes sanos o hacer deporte,  puedes comenzar a leer y escuchar la actualidad informativa en inglés, integrando una nueva costumbre muy atractiva desde un punto de vista profesional en tu día a día.

Y recuerda – y esto es muy importante- que no es preciso entender el 100% del mensaje. La comprensión irá mejorando a medida que pasen las semanas. No te olvides de escribir las palabras que has aprendido en una libreta específica para estas tareas. Busca su significado, primero en inglés (diccionario monolingüe), después, si es necesario, en español.  Puedes usar los siguientes diccionarios online:

a) Para leer la definición en inglés, https://www.oxfordlearnersdictionaries.com/definition/english/

Si la definición contiene otros términos que no conoces, repite las indicaciones tantas veces como sea necesario. Tantas veces como sea necesario. 

b) Para conocer el significado en español puedes utilizar este diccionario, https://dictionary.cambridge.org/es/. En cualquier caso, consulta siempre fuentes de calidad informativa.

Este proceso puede llevarte aproximadamente de 10 a 15 minutos. Es preciso hacerlo en cada ocasión, así que reserva una hora al día para comenzar esta aventura.  De momento no he mencionado las Redes Sociales y hay una explicación para ello. Mi actual método de aprendizaje de inglés ProfessionalYOU recomienda que  durante el primer mes los recursos informativos aplicados al aprendizaje sean clásicos, para evitar la dispersión natural que producen dichas redes y para crear el hábito descrito en este artículo.

Si quieres comenzar a familiarizarte con nuevas estrategias que mencionaré en próximos artículos, te adelanto que te hablaré de cómo mejorar tu Reading Skill, siguiendo en Linkedin y Facebook a líderes internacionales que cumplen a la perfección el principio comunicativo KISS (Keep it Simple and Short).  Escriben de forma sencilla y clara y por esta razón son perfectos para potenciar este nuevo procedimiento que puedes perfectamente integrar, poco a poco, en tu vida.

De momento te animo a comenzar con los 3 pasos anteriores.  ¿Qué te parece si lo intentas?

Stay tuned!

Puedes leer más sobre estos temas aquí:

Peak Achievement: Lessons from Rafa Nadal